viernes, septiembre 19, 2008

CRISTIANOS Y MUSULMANES: JUNTOS POR DIGNIDAD DE FAMILIA






CIUDAD DEL VATICANO, 19 SEP 2008 (VIS).-El Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso ha dado a conocer hoy el Mensaje anual para el final del Ramadán, ("Id al-Fitr 1429 E. / 2008 D.C.), cuyo tema este año es "Cristianos y musulmanes: Juntos por la dignidad de la familia". Lo firman el cardenal Jean-Louis Tauran y el arzobispo Pier Luigi Celata, respectivamente presidente y secretario del dicasterio.



Ofrecemos a continuación extractos del mensaje, que se ha publicado en inglés, francés, italiano y árabe.



"Durante este mes -dice el texto- los cristianos, cercanos a vosotros, han compartido vuestras reflexiones y celebraciones familiares; el diálogo y la amistad se han reforzado. Alabado sea Dios".



"Esta amable cita también nos brinda la ocasión para reflexionar sobre un tema de actualidad que puede enriquecer nuestros intercambios y ayudarnos a conocernos mejor, con nuestros valores comunes: (...) el tema de la familia".



"Uno de los documentos del Concilio Vaticano II, “Gaudium et Spes”, sobre la Iglesia en el mundo contemporáneo, afirma: "La salvación de la persona y de la sociedad humana y cristiana está estrechamente ligada a la prosperidad de la comunidad conyugal y familiar. Por ello, los cristianos juntamente con todos los que tienen en gran estima esta comunidad, se alegran sinceramente por la variedad de recursos que permiten a los hombres avanzar hoy en el fomento de esta comunidad de amor y en el respeto a la vida".



"Estas palabras nos recuerdan oportunamente que el desarrollo de la persona y de la sociedad depende en gran parte de la prosperidad de la comunidad conyugal y familiar. ¡Cuántos son los que llevan, a veces toda la vida, el peso de las heridas de una situación familiar difícil y dramática! (...) Cristianos y musulmanes juntos podemos y debemos actuar para la salvaguardia de la dignidad de la familia, hoy y mañana".



"En este ámbito, hemos tenido a menudo la ocasión de colaborar, tanto en el nivel local, como en el internacional, ya que cristianos y musulmanes comparten una elevada consideración de la familia. La familia, lugar donde el amor y la vida, el respeto por el otro y la hospitalidad se encuentran y se transmiten, es ciertamente la "célula fundamental de la sociedad".



"Los cristianos y los musulmanes no deben dudar en comprometerse, no solamente en ayudar a las familias en dificultad, sino también en colaborar con todos los que se preocupan por favorecer la estabilidad de la institución familiar y el ejercicio de la responsabilidad de los padres, en particular en el sector de la educación. No es superfluo recordar aquí que la familia es la primera escuela donde se aprende el respeto del otro, en su identidad y en su diferencia. El diálogo interreligioso y el ejercicio de la ciudadanía no podrán por menos que beneficiarse".

OP/MENSAJE RAMADAN/TAURAN:CELATA VIS 080919 (460)

1 comentario:

www.travesiaporlavida.podomatic.com dijo...

Realmente, la defensa y promoción de la familia es un tema más que cristiano, puesto que la célula básica formadora de los valores de la sociedad es la familia, el resto es complemento.

Hay que trabajar mucho para promover la familia.

Gracias y bendiciones