jueves, febrero 01, 2007

El gran reto de la izquierda. Ahora sí que cambiamos definitivamente el lenguaje a través del feminismo y el lesbianismo.

Una reconstrucción:

La plataforma andaluza de apoyo al Lobby europeo de mujeres, en el que no está ninguna de las féminas que conozco, define marida, trabajadora social, y otras lindeces para cambiar el lenguaje hacia la "igualdad" del género neutro. Lo que es la @ informática.

Y uno se acuerda de los idealistas del sigol XIX que deseaban destruirlo todo para reconstruirlo. Lo que es poco ecológico, porque de las ruinas se aprovecha bien poco. Pero ellos no discutían si eran "hombres", mujeres o ser human@. Eran lo que la naturaleza les hizo, y se enamoraban. Trampa de la naturaleza para que la especie siguiera su curso y renunciasen a sus sueños destructivos, por grandes ideales eso sí, y se pusiesen a pensar que las boquitas inocentes de su hogar necesitaban de su trabajo.

Pero han aprendido estos arrasadores de bosques "milenarios", de sus antepasados nihilistas. Se han dado cuenta que la raíz que deberían eliminar es la raíz sólida y estable de la naturaleza. Y en eso están empeñados.

Si fábrica de "individuos" será la "inseminación artificial" alejada del entorno familiar. Pero no habrá mas que un tipo de individu@ que tendrá que esconder, con toda seguridad, su "masculinidad" bajo la presión de las "feministas" desquiciadas y las "lesbianas" y "gays" combativos.

Ahora las maridas se contentarán con ser maridas, luego seremos nosotros los mujeros. Pero será un paso intermedio para llegar al término neutro de parej@, porque parejo tiene la o condenada de marid o.

Vivir para ver que nadie les frena a esas locas y las lleva a un experto psicólogo en complejos y desdoblamiento de personalidades.

Hoy, cuanto más loco, más subvenciones estatales.

frid

1 comentario:

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

¿Qué tal, Frid?

Tienes gran razón en lo que dices... Afortunadamente, nunca me he encontrado con ningúna feminista a ultranza. Las mexicanas clasemedieras son femistas al estilo Simone de Beauvoir. :)

Un saludo.